El colchón es un elemento fundamental para el descanso de tu bebé. Tu bebé pasa cerca de 18 horas al día en su colchón durante sus primeros meses. Se considera que un bebé pasa tantas horas en su colchón en 2 años que un adulto en 5 a 6 años.

Para elegir bien el colchón de tu bebé hay que dar prioridad a la seguridad, la comodidad y la calidad del aire que respira. Así tu niño estará instalado cómodamente en su cama y podrá disfrutar de noches tranquilas con menos despertares nocturnos. También podrá beneficiarse de un sueño reparador que ayude a su buen desarrollo físico y psicológico.

Elegir un colchón seguro para tu bebé:

Recomendamos un colchón nuevo para cada bebé.

En primer lugar, es importante comprobar que el futuro colchón de tu bebé cumpla el decreto 2000-164 del 23 de febrero de 2000, relativo a la seguridad de ciertos artículos de cama. Decreto que garantiza la higiene del colchón y protege a las personas contra ciertos riesgos de incendio. Todos los colchones de bebé Kadolis cumplen este decreto.

Es importante elegir un colchón de bebé que se ajuste perfectamente a las dimensiones de la cama. No debe haber espacio entre el colchón y las rejas de la cama. Sería peligroso llenar un espacio con una toalla o un edredón enrollado. Elige un colchón de grosor adaptado a los más pequeños: un colchón para bebé debe medir entre 10 y 13 cm de grosor. Un colchón más grueso no aportaría ningún suplemento de comodidad.

Colchón seguro para bebé

Elegir un colchón sano para tu bebé:

Para un sueño reparador del niño y cuidar de su salud, de su bienestar y de su entorno, opta por un colchón de material natural. Al contrario de lo que sucede con el material sintético, no contienen derivados del petróleo y son más suaves para la piel. Se garantiza que nuestros colchones de material natural no contienen ningún tratamiento químico, ningún disolvente tóxico y, por lo tanto, existe menos riesgo de reacción alérgica cuando el bebé está en contacto con el colchón. Ciertos colchones están recubiertos de aloe vera, una materia natural con numerosas virtudes regeneradoras, cicatrizantes y calmantes. El colchón con funda recubierta de aloe vera está especialmente indicado para los bebés con pieles reactivas o con alergias de contacto.

Las materias naturales son más transpirables, garantizan una buena circulación del aire entre las fibras, así se evacua mejor la humedad y el bebé transpira mucho menos, lo que limita el riesgo de despertares nocturnos.

Nuestros colchones constan de materias naturales como el Tencel® que entra en la composición de las fundas de colchón, el látex o la fibra de coco. Las materias naturales permiten una evacuación excelente de la humedad, lo que limita la proliferación de las bacterias y de los ácaros. Por lo tanto, un colchón de materia natural es antiácaros y antibacteriano, sin necesidad de tratamientos químicos.

Nuestro colchón más famoso es sin duda el de látex de coco, un colchón 100 % natural compuesto de fibra de coco y de látex natural. La unión de estos dos materiales hace que el colchón sea muy transpirable y naturalmente antibacteriano y antiácaros. Todos los colchones Kadolis tienen la certificación Öekotex Standard 100, por lo que se garantiza que no entrañan peligro para la salud ni para el medio ambiente.

Todos los colchones Kadolis son desenfundables con suma facilidad gracias a una cremallera que rodea todo el colchón. La funda se puede lavar a máquina para garantizar una higiene impecable. Un lavado habitual del dril del colchón a máquina es mucho más eficaz que un tratamiento químico antiácaros y mucho más sano para la salud del bebé.

Para proteger el colchón de bebé no olvides protegerlo con una sábana bajera, para lo que elegirás obligatoriamente una sábana bajera transpirable (también denominada microaireada). Evita las sábanas bajeras de PVC que bloquean la circulación del aire y provocan transpiración e incomodidad para el niño. Las sábanas bajeras transpirables son un buen complemento para el colchón natural. La asociación de ambos permite regular bien la temperatura y evacuar correctamente la humedad, para que el bebé transpire menos y duerma mejor.

Seleccionar un colchón de densidad adaptada a los bebés:

Los pediatras recomiendan acostar a los bebés en un colchón de densidad semifirme, es decir, comprendida entre 20 y 22 kg/m3. Un colchón con una densidad por debajo de 20 kg/m3 sería demasiado blando y podría resultar peligroso para el bebé. Los colchones con densidad superior a 22 kg/m3 son demasiado rígidos e incómodos para los más pequeños. Esto es un resumen de los grosores y densidades de nuestros colchones de bebé:

Tabla de densidades del cochón de bebé.jpg

Las distintas opciones de nuestros colchones:

El colchón Aloe Vera

Es un colchón de bebé con una excelente relación calidad-precio. Su núcleo consta de espuma de poliuretano de densidad semirrígida, ideal para bebés, y su dril consta de poliéster (que permite pasar la norma antincendios sin ningún tratamiento químico). El dril de este colchón está recubierto de Aloe Vera, lo que lo hace especialmente interesante para los bebés con piel frágil y reactiva. El Aloe Vera es una planta con virtudes calmantes y cicatrizantes totalmente naturales.

Colchón Active Clim

Es un colchón que permite regular la temperatura gracias a su funda de Tencel®. Su núcleo de espuma de poliuretano es semirrígida para un descanso ideal y su funda consta de un 60 % de Tencel®, un material proveniente de la pulpa del eucaliptus con virtudes naturalmente climatizantes. El Tencel® da una sensación de frescor en verano y de calor en invierno. Además, esta fibra evacua perfectamente la humedad, lo que limita naturalmente la proliferación de las bacterias y los ácaros, sin ningún tratamiento químico.

Colchón de bébé Active Clim.jpg

El colchón Memo Latex

¡Es el colchón memoria de forma en versión natural! Un colchón ideal para limitar el riesgo de plagiocefalia (cabeza plana). Consta de una superposición de capas de espuma de poliuretano, de látex natural y de espuma viscogel perfilada. Gracias a esta unión de materiales es flexible y de mantenimiento ideal. Posee una funda de Tencel® que regula la temperatura y de poliéster, que permite pasar la norma antincendios y evitar la adición de productos químicos. Un colchón sin tratamientos químicos y con el certificado Öeko-Tex.

Colchón para bebé memo latex

El colchón Coco Látex

¡Es un colchón 100 % natural y EL colchón transpirable por excelencia! Su núcleo consta de fibra de coco, lo que garantiza una circulación perfecta del aire y, por lo tanto, también un lado antialérgico y antibacteriano totalmente natural. Una capa de latex natural (86 % de tasa de pureza) aporta la flexibilidad y el rebote que faltaría a un colchón 100 % coco. La funda del colchón es de Tencel® para mejorar la regulación de la temperatura. Sobre este colchón de bebé ya casi no transpira, sino que duerme mejor. Un colchón para bebé que cuenta con la garantía de no haber recibido tratamientos químicos.

Colchón coco látex bebé.jpg

El colchón Látex

Un colchón ideal para los adeptos al 100 % látex. Ofrece una comodidad y soporte único con su núcleo de látex natural perforado. La asociación de una acogida suave y de un soporte firme para dormir mejor. La estructura misma del látex hace que este colchón sea antiácaros y antibacteriano, sin necesidad de tratamientos químicos. El dril del colchón es de Tencel®, que garantiza el aspecto climatizante para limitar la transpiración tan frecuente en los bebés y disminuir el número de despertares nocturnos.