Peluche

El peluche acompaña a los niños a lo largo de su crecimiento, desde el nacimiento hasta el ingreso a la escuela e incluso después. El peluche consuela, tranquiliza a los niños, comparte sus alegrías y penas. Los peluches Kadolis están hechos de algodón orgánico y están garantizados sin ningún tipo de tratamiento químico, para que los abrazos sean más saludables.